Casado con Windows 8 sin posibilidad de divorcio

Casado con Windows 8 sin posibilidad de divorcioSi te acabas de comprar un ordenador con Windows 8 (o estás pensando en comprarlo) deberías saber que no te has comprado un ordenador. Te has casado con Windows 8.

¿Y qué significa esta afirmación? No tiene nada de sencillo, pero vamos a intentar explicarlo.

Hasta el momento, cuando pulsas el botón de encendido de tu ordenador, arranca la máquina, realiza unos chequeos, busca la partición activa del disco duro, y arranca el sistema operativo que allí hay instalado. Más o menos es así.

Si decides instalar un nuevo sistema operativo en tu ordenador, puedes crear una nueva partición en tu disco duro, e instalar el nuevo sistema. Tu ordenador puede soportar hasta cuatro particiones de las llamadas primarias, por lo que puedes instalar hasta cuatro sistemas operativos distintos. Por poder, puedes tener instalado un Windows XP, un Windows Vista, un Windows 7 y un Linux, por ejemplo. Es el caso de muchos profesionales, que necesitan tener varios sistemas operativos para su trabajo, y no quieren tener cuatro ordenadores distintos: informáticos, desarrolladores de software, formadores, profesores, técnicos, y un largo etc.

El que manda es el arranque del ordenador. De tu ordenador.

Pero con Windows 8 esto ha cambiado, porque ha ideado un sistema llamado arranque cautivo. Resulta que Windows 8 incorpora este nuevo sistema de arranque del sistema operativo íntimamente relacionado con el arranque del ordenador, de forma que si quieres instalar un sistema operativo distinto… tienes que pagar una licencia a Microsoft.Si no se adquiere esta licencia, puedes olvidarte de instalar el sistema que tu quieras en, parece ser, su ordenador, pues ya no es tuyo.

Pedro le dice a Ramón: Nos hemos comprado un coche, con todos los extras. Le han montado un equipo de música que se oye como si estuvieras en primera fila del concierto. Tiene climatizador, y cuando estás dentro el ambiente es perfecto. Eso sí, si tiene que conducirlo otra persona, tengo que pagarle una nueva licencia al concesionario. Así que sólo lo puedo conducir yo. Como ves, me rompí una pierna, y ahora, para llevar a los niños al colegio, mi mujer tiene que coger un taxi (que por cierto, no es de la misma marca que el modelo que compramos).

La justificación que ha utilizado la compañía de Gates es para morirse de la risa. Resulta que el fabricante de los sistemas operativos con más parches (actualizaciones, perdón) por motivos de seguridad (agujeros, casi negros por lo grandes y peligrosos) es quien ahora secuestra tu ordenador justificándose en que es por seguridad.

Me resulta no menos que curioso conocer que no existen casi programas antivirus para Linux, ni para MacOS (que tambien es del Sr. Gates, pero con un funcionamiento radicalmente distinto, vete a saber gracias a qué sentencia antimonopolio de los tribunales norteamericanos), y si no te imaginas por qué, te doy una pista: Empieza por la letra “son muy seguros” y termina por la letra “tienen menos riesgos de sufrir ataques de virus y malware”.

 

 

Lo más curioso es que el primero de ellos (Linux) es Software Libre; puedes conseguir una copia fácilmente, e instalarlo en 1000 ordenadores, y es legal, y no te cuesta pagar licencias.

Pero no nos separemos del tema de este post. Como puedes deducir, difícilmente este nuevo sistema vaya a aportar algo nuevo respecto a la seguridad del sistema operativo. En todos los años que lleva operando la multinacional, no ha conseguido (por qué será) crear un sistema operativo seguro (o quizás no quiera), cuando otros, con muchos, muchos, muchos menos recursos, llevan siendo seguros varias décadas. Y si no va a aportar nada nuevo, está claro cual es su objetivo.

Casado con Windows 8 de por vida

Da la impresión que al gigante no le basta con acordar con los fabricantes que sus equipos tengan que llevar de serie sus sistemas operativos. No le basta con obligar a los fabricantes a construir equipos incompatibles con anteriores versiones de sus propios sistemas operativos (mi portatil tiene una tarjeta gráfica, o de red, o un teclado, que no es compatible con el antiguo Windows nosecual, así que me veo forzado a utilizar el nuevo, pagándolo, claro, pues no me venden el portatil sin sistema operativo para instalar el que ya pagaste). No le basta con todo esto. Ahora, te impide que instales cualquier sistema operativo que no sea el suyo, a menos que pases de nuevo por caja.

Pues sí. La frase va a ser: Lo que Bill ha unido, no lo separe el hombre. Ni los dioses.

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *